Paridad

Gráfico de la evolución del porcentaje de ponentes hombres y mujeres en las diferentes ediciones de uxspain

Tenemos el blog un poco abandonado, y qué mejor que retomarlo con un tema que nos parece de especial relevancia.

Como se puede apreciar en la gráfica, en UXSpain 2014 resultó evidente que algo no estábamos haciendo bien. El problema no era solo que en el programa el ratio entre hombres y mujeres estaba claramente descompensado, lo más preocupante era la tendencia.

Lo primero era buscar la causa. Es verdad que aquel año el ratio de propuestas que recibimos a través del formulario era de una mujer por cada diez hombres, pero esa no era la causa. Las mujeres son conscientes de que por serlo se las examina con lupa, la presión sobre ellas es mucho mayor, y si a esto añadimos que el programa en años anteriores no había sido demasiado paritario, es normal que no se animaran más a proponerse como ponentes.

El programa finalmente lo decidimos los organizadores, y éramos nosotros los que estábamos introduciendo un sesgo. Que no fuera de forma consciente no significa que no existiera, ni que no fuéramos los responsables últimos. Identificado el origen del problema, había que darle solución.

Uno puede pensar que la solución en estos casos es tomar como criterio de elección el género del ponente, y que eso es algo que puede ser injusto, pero este razonamiento parte de una premisa errónea: que el único factor que anteriormente había intervenido en la elección de ponentes era su mérito o valía profesional.

Cuando elegimos ponentes, como es normal, nos apoyamos en nuestra propia red de contactos, y es precisamente en la composición de esa red en la que el sesgo ya está presente. La solución no es elegir ponentes por el hecho de ser mujeres, es buscar ponentes más allá de nuestra red más directa de contactos.

El fin último no es la paridad en sí misma, es lograr el programa más interesante posible, y ese objetivo no se puede alcanzar con un programa en el que una parte del sector profesional no esté presente.

Un comentario en “Paridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *