Presentaciones y resúmenes UXSpain 2017

Presentaciones

Resúmenes

Sketchnotes de @oyabun

Esta recopilación se irá actualizando. Si echas algo de menos, escríbenos a hola@uxspain.com para avisarnos.

Entrevista a Javier Cañada

Javier Cañada es “viajero UX de largo recorrido”. Se subió al tren en el año 2000 y comenzó a publicar en su conocido blog terremoto.net. Desde entonces, iniciativas compartidas como Cadius, sus programas de formación o Vostok, su actual estudio de diseño, le han llevado a los mejores destinos y le han permitido compartir viaje con muchos otros profesionales de nuestro país.

Puede que en UXSpain nos descubra algo mas de su recorrido y de sus etapas profesionales pero, de momento, os adelantamos esta breve entrevista en la que nos habla de sus comienzos e introduce algunas de sus reflexiones como profesional del diseño de interacción.

¿Cuáles fueron tus inicios en la UX?

Empecé en el equipo de interacción persona-ordenador de IconMedialab hace justo doce años. Ese fue el inicio profesional y exclusivo en temas de interacción. Hacíamos, sobre todo, webs de bancos y telecos. Mucho “sobre nosotros” y muchos formularios. También mucha investigación de usuario (entrevistas, observación y tests de usabilidad de “laboratorio”)

¿Cómo ves el estado de la UX actualmente?
Podemos dar las gracias a Apple por haber puesto el diseño en la agenda de muchos despachos en los últimos cinco años. Han surgido talentos individuales aquí y allá que están haciendo cosas maravillosas en diseño.

Javier CañadaCasi todo lo que nos rodea y se está diseñando bien hoy en día es producto de individuos o de equipos de diseño donde las decisiones son muy centralizadas y que tienen un peso enorme en la definición del negocio. Sin embargo, los servcios corporativos de usabilidad, experiencia de usuario (o el nombre que toque ponerle) siguen siendo trabajo de comité, venta de wireframes y proceso por encima de producto.

En España la cosa va mal: la mayor parte de gente que se dedica a UX no sabe diseñar ni conoce los principios que rigen el buen diseño. Les han dado un par de artículos y dos libros de UX pre-ipad y les han sentado delante de alguna herramienta de ofimática a componer cajas grises como si fueran piezas de tetris. Los resultados están ahí fuera (cuando se atreven a decir “esto lo hice yo”. Salvo honrosas excepciones, la web española no luce bien.

¿Y el futuro?
Ni idea.

¿Qué libro/s estás leyendo actualmente? Aunque no sean de UX.
Estoy leyendo “The Elephant to Hollywood”, una autobiografía de Michael Caine y cosas sueltas sobre historia del diseño automovilístico.

¿Alguna pincelada sobre lo que hablarás en UXSpain?
Primero pensé en hablar de cómo conseguir buenos clientes que te respetan y con los que acabas haciendo trabajo de calidad que puedes enseñar con orgullo pero luego dije… nah! Porque acabaría hablando mal de un montón de malas prácticas habituales en el sector y prefiero ser más constructivo.

Tampoco quiero dar una charla sobre mi vida y las reflexiones de una trayectoria y blah, blah… Joder, que tengo 37 años, estoy muy verde aún!

Creo que es mejor compartir algo de lo que sé respecto a diseñar bien, un poco de método, de técnica y cuatro nociones. La gente suele decir que lo que hacemos en Vostok es muy cuadrado y muy “ordenadito”. No se si lo dirán o no con mala leche… De eso hablaré, de cómo todas las decisiones que tomas respecto a qué va dónde, cómo y cuándo pueden estar relacionadas de forma que el conjunto, ese “ordo ab chaos”, tenga cierta belleza en su desnudez.

Entrevista a Humberto Matas

Hoy entrevistamos a Humberto Matas, ponente de UXSpain, fundador de dnx (actualmente Designit) y de h2i.

Siempre he pensado que lo que diferencia a un verdadero experto es que en lugar de creer tener todas las respuestas, hace las preguntas más acertadas en cada momento. Ese es el caso de Humberto, uno de los profesionales con mayor trayectoria y experiencia en la disciplina, y con una capacidad envidiable para hacer que te cuestiones lo que creías saber.

Aprovecho para animaros a debatir en los comentarios sobre su última respuesta en esta entrevista.

-¿Cuáles fueron tus inicios en UX?

Mis comienzos en UX fueron completamente inconscientes. En 1995 creé mi primera empresa, Conver, una consultora de Marketing Online, y como no tenía prácticamente clientes me pasaba el día leyendo y estudiando. Me hice asiduo lector del Alertbox de Nielsen sin saber quién era -dado mi pasado publicitario lo asociaba al Nielsen de las audiencias- pero me nutría de argumentos para intentar vender algo de estrategia en Internet.

Foto de Humberto MatasHasta el año 2000 no fui consciente de que había una disciplina detrás de todo aquello. Luís Montero propuso en Teknoland desarrollar una práctica que él llamaba e-semiótica, que era una suerte de UX filtrada por Seassure y Chomsky. Aquello me interesó tanto que cuando cerramos Teknoland y tuvimos que elegir una orientación para el nuevo proyecto que estaba poniendo en marcha junto a Joaquín Guirao, decidimos que lo orientaríamos hacia la usabilidad y la UX.

-¿Cómo ves el estado de la UX actualmente?

En mi día a día profesional ha desaparecido totalmente. La UX ha quedado contenida de forma implícita en el Diseño de Interacción, en el Diseño de Servicios y en la formulación de estrategias de negocio apoyadas en el diseño. Durante la primera mitad de la década pasada su presencia era muy explícita, había comunidades, grupos, discusiones donde aparecía constantemente. Ahora los diseñadores más jóvenes, al menos los que han entrado en la compañía en los últimos años, no hacen prácticamente referencia a este concepto. Sí manejan el contenido y los principios, pero no el concepto.

En ese sentido diría que el estado de la disciplina es muy sólido porque raramente se ponen en discusión sus planteamientos, lo que no ocurría hace 7 u 8 años. Sin embargo, estos planteamientos aparecen incorporados de diferentes maneras en la multitud de enfoques sobre el diseño que han ido emergiendo en los últimos años.

-¿Y el futuro?

Pues imagino que esta tendencia se seguirá profundizando. La presencia del cliente como eje vertebrador de las estrategias de las grandes compañías se está asentando y eso tardará tiempo en desaparecer, si lo hace. Cada movimiento va destilando y dejando una serie de principios que mejoran la presencia general del diseño dentro de las compañías. Si eso lo liderará el UX o el concepto que toque en su día, no sabría decirlo.

-¿Qué libro/s estás leyendo actualmente? Aunque no sean de UX.

Ahora mismo estoy leyendo varias cosas al mismo tiempo: Betternes de Umair Haque; From Good to Great de Jim Collins; Why Nations Fail, de Daron Acemoglu y James A Robinson; e Hijos de Nuestro Barrio de Naguib Mahfuz.

-¿Alguna pincelada sobre lo que hablarás en UXSpain?

Pues para ser sincero aún no lo tengo muy claro. Tengo algunas ideas en la cabeza pero no estoy seguro de que sea lo que la gente ha ido a escuchar.

Me gustaría poder abrir un debate sobre la responsabilidad de los profesionales del diseño en el contexto social actual. Últimamente me preocupa mucho el sentido del trabajo, ¿en qué medida estamos colaborando a crear y sostener una situación como profesionales que no aceptamos como ciudadanos?

Visualizo la imagen de un edificio derruido y un grupo de gente trabajando en adecentar la fachada. No tengo ninguna respuesta, pero sí la intuición -y la experiencia en algunos casos- de que el diseño puede ayudar con lo efímero al mismo tiempo que ayuda a las personas a construir visiones del mundo alternativas con un efecto a largo plazo.

Mi problema es que me siento incapaz de hablar 45 minutos de esto si no es mediante un debate con la audiencia. Se me ocurre que podría usar esta entrevista como un termómetro sobre el posible interés del tema. Si se genera algún tipo de debate en los comentarios podría ser un buen indicador. :)

Si no, tengo otros temas menos polémicos de los que hablar, como por ejemplo cómo usar la UX para implantar una metodología de innovación en las empresas.

Entrevista a Alberto Knapp

Hoy publicamos la entrevista a Alberto Knapp, CEO y Fundador de The Cocktail y ponente de UXSpain. Alberto es una de esas personas que no podían faltar a este primer encuentro de profesionales de la Experiencia de Usuario, no sólo por ser uno de los emprendedores pioneros del sector, sino también porque somos muchos los profesionales de la UX que conservamos en nuestras estanterías aquel mítico libro publicado por Anaya en 2003, del que Alberto fue editor y autor de la introducción, y que se titulaba “La Experiencia del Usuario”.

¿Cuáles fueron tus inicios en la UX?

En 1998 monté fotofutura.com, un álbum de fotos online. Yo venía de trabajar en publicidad y creatividad, y al empezar a hacer cosas en internet me di cuenta de lo complejo que era el interfaz, y de que el mayor freno iba a ser la usabilidad de los servicios. Pensar en usabilidad en esa época significaba descubrir a Jakob Nielsen, el pionero de estos temas.

En el 99 fotofutura fue comprado por Netjuice, una incubadora de negocios online, y pasé a dirigir el departamento de Contenidos, que en breve cambiamos a Experiencia de Usuario. Ahí tuve la oportunidad de trabajar con gente excelente y empezamos a llenar de contenido el nombre del departamento y a aprender todo lo que pudimos al respecto.

 ¿Cómo ves el estado de la UX actualmente?

En España hay excelentes profesionales, pero no hay suficiente formación. No se incorporan nuevos profesionales al sector, y eso es gravísimo. Hay una enorme necesidad de profesionales de todo lo relacionado con la Experiencia de Usuario y sin embargo no se está formando gente en ninguna universidad.

Es cierto que hay varias iniciativas, cursos, etc, pero no estamos a la altura e otros países en los que la formación en temas relacionados con la Experiencia de Usuario es habitual.

Necesitamos un soplo de aire fresco, una nueva generación de jóvenes profesionales que revolucione el sector.

¿Y el futuro?

Solo veo oportunidades. Es tremendo todo lo que queda por hacer. Es difícil sintetizar algo en torno a la Experiencia de Usuario, por la cantidad de disciplinas que integra, pero veo tres aspectos claros que marcan el futuro:

Todos los productos y servicios tienden a ser “comodities” indiferenciadas. Deben, por tanto, ofrecer experiencias únicas, atractivas y memorables. El diseño de esas experiencias es uno de los campos que más está creciendo.

La Experiencia de Usuario es rentable, ayuda a vender más. La conversión, el diseño eficiente, la medición de resultados, etc. deben formar parte de nuestro vocabulario, porque cada vez se demanda más diseños con resultados. Ya no vale con hacer cosas bonitas, tiene que apoyar al negocio.

La Experiencia de Usuario es multisoporte, debe poder consumirse en cualquier dispositivo. El mundo móvil, tablets, Smart TV ofrecen una oportunidad fantástica y ayudan, además, a que la interfaz web sea más sencilla.

¿Qué libro/s estás leyendo actualmente? Aunque no sean de UX.

He conseguido acabar “Living in the End of Times” de Zizek, un análisis impresionante de la sociedad actual, y estoy leyendo “Los amigos de Eddie Coyle” de George Higgins, considerado una de las mejores novelas policíacas de la historia, y la autobiografía de Christopher Hitchens, periodista que colaboraba habitualmente en Vanity Fair, “Hitch 22”.

¿Alguna pincelada sobre lo que hablarás en UXSpain?

Voy a intentar compartir lo que he aprendido en estos años, y hacia donde creo que vamos en el sector, destacando especialmente cómo la UX puede apoyar el negocio. En realidad quiero compartir mis dudas y ver si entre todos llegamos a alguna conclusión.

El toque de Armando Fidalgo

Conocí a Armando a finales del 2004, yo había enviado mi currículum a Usolab y quedamos para tomar un café en el Campus Norte de la UPC a media mañana, aprovechando un intermedio de la jornada sobre estandares web de la gira del W3C. El caso es que el café de 10 minutos se estiró más de la cuenta, y seguimos hablando durante más de 2 horas hasta que se hizo la hora de comer y continuamos la conversación en el metro en el camino de regreso.

No recuerdo muy bien de qué hablamos, creo que un poco de todo: de diseño, de política, de la vida… el caso es que al poco tiempo empecé a trabajar con él y con Francisco García, y a parte de un grandes compañeros de los que he aprendido mucho, descubrí unos grandes amigos.

Armando fue una de mis primeras apuestas como ponente para el UX Spain, no sólo porque sea una de las personas que llevan más tiempo trabajando en usabilidad en España, sino porque a pesar de llevar muchos años compartiendo gran parte de su conocimiento con la comunidad, sigue siendo un gran desconocido. Conozcámosle un poco mas:

¿Cuáles fueron tus inicios en la UX?

Después de finalizar los cursos de doctorado, que hice precisamente en Salamanca, y de estar unos meses con la tesis, un amigo me propuso ir a Valencia, donde pensaba abrir una “consultoría de Internet”. En el reparto de papeles, dado que yo había estudiado filosofía y un master en sistémica, me dijeron, “tú encárgate de la arquitectura de la información y de la usabilidad”. Yo no tenía ni idea de qué era esto y tuve que comenzar a formarme. Empecé por el libro Designing Web Usability de Nielsen y más tarde con The Design of Everyday Things de Norman, y de todos los artículos que pude encontrar por Internet. O sea, que fue una formación autodidacta, como la de tantos en aquellos años.

Una situación parecida tuve cuando, unos años después, ya en Barcelona, un banco nos pidió que rediseñáramos las pantallas de sus cajeros, incluidas las interfaces táctiles. Por esas fechas, tampoco Internet nos sirvió de mucho, porque no encontramos ninguna bibliografía sobre esos temas, y tuvimos que improvisar y extrapolar lo que sabíamos de otros ámbitos.

¿Cómo ves el estado de la UX actualmente?

Creo que la gente cada vez es más exigente en que los productos o servicios sean más fáciles, agradables y atractivos. También la experiencia de usuario como característica que deben tener las cosas está más extendida, tiene más visibilidad, se habla más de ella en muchos foros, se cuenta con especialistas de ella en diferentes tipos de congresos o reuniones, etc. Sin embargo, no ha calado en la cultura de muchas empresas, no está incorporada a lo largo de los proyectos. Continúa siendo en la mayoría de las ocasiones, algo a lo que se presta atención al final. Como la capa para hacerla más bonita.

Esto hace que en momentos en los que la situación económica no es buena, se vea como algo de lo que se puede prescindir, como  algo no importante para el éxito de un producto o servicio, como algo no importante para la empresa.

Por otro lado, cada vez hay más congresos, seminarios, etc. de los distintos elementos que componen la experiencia de usuario, pero en la educación reglada, todavía existe un déficit grande. Sí que hay masters, y algunos buenos, pero no está incorporada en los currículos normales. Por eso, a las empresas que nos dedicamos a esto, no llegan personas que tengan una adecuada formación.

De todas formas, si pensamos en la situación global y en los desarrollos teóricos actuales estamos en un momento muy interesante, por ejemplo a nivel de interfaces móviles, táctiles, de audio, etc. Estamos en un periodo de explosión de distintos tipos y tamaños de dispositivos y de diferentes formas de interacción. Esto nos exige más a los que nos dedicamos a esto, pero también es más  apasionante.

¿Y el futuro?

Sin tener en cuenta la incertidumbre de la crisis actual, que hace que no sepamos qué va a pasar, creo que a corto plazo la situación continuará siendo la misma, pero a medio y largo plazo me parece que cambiará sustancialmente el panorama. La proliferación y ubicuidad de interfaces en los más distintos  dispositivos hará que se necesiten más diseñadores de interacción. Quizás después de un periodo de inestabilidad y exploración de distintas interfaces, habrá una selección en toda esta proliferación y se asentarán algunas convenciones o estándares.  O quizás se establezca una permanente inestabilidad, lo que hará que estaremos más perdidos, pero sufriremos y nos divertiremos más.

¿Qué libro/s estás leyendo actualmente? Aunque no sean de UX.

La verdad es que no leo tanto como me gustaría. Quiero decir, me paso casi todo el día leyendo cosas por Internet, pero no muy largas, sin la concentración necesaria.

Ahora mismo, he comenzado un libro de diseño, Designing for Emotion de Aarron Walter, director de experiencia de usuario en MailChimp. Es un libro corto, que no llega a las 100 páginas, de la colección A Book Apart.

Es un libro lleno de ejemplos reales, cómo y cuándo aplicar técnicas de diseño emocional. Comenta el autor que una interfaz debe ser funcional, fiable y usable. Pero dando por supuesto y conseguido esto, dice que hay que trascender la usabilidad para crear una experiencia extraordinaria. Comenta que esto no es un resultado que aparece, sino algo que hay que buscar y que tener en cuenta desde que se conceptualiza el diseño.

Habla de tener en cuenta las características psicológicas de los humanos, del uso de la técnica “personas” para definir la personalidad de un producto y atraer a la audiencia, etc. Esto lo hace con ejemplos y casos de sitios web como Wufoo, Dropbox, Mint o el mismo MailChimp.

También he leído ya algunas páginas de Las Transformaciones Silenciosas de François Jullien. Es un filósofo francés que, para entender mejor la filosofía de Occidente y las restricciones que el lenguaje impone en nuestra forma de pensar, estudió el idioma y el pensamiento y la cultura de China.

En el libro habla de que frente a la “acción”, que es local y concreta, realizada por un sujeto o muchos, que se creen con fuerza para cambiar las cosas, mediante acontecimientos, en algunos casos, explosivos. Frente a esta postura Occidental, dice Jullien, en la cultura china está la “transformación” que es el cambio subterráneo, silencioso, de un conjunto de factores que se interrelacionan y que van madurando lentamente hasta que afloran. Habla de la actitud política propia de Occidente de los sujetos, de las personas que se plantean objetivos, que confían en el poder de su acción, frente a la postura de la tradición china de los que sin hacer ruido ni llamar la atención van influyendo, “contaminando” su entorno, sin enfrentamientos. Así contribuyen a transformar las cosas. Pero voy todavía por el principio del libro.

¿Alguna pincelada sobre lo que hablarás en UXSpain?

Vivimos en una sociedad y una cultura centrada en el sentido de la vista, pero está popularizándose una nueva manera de interactuar con la tecnología que es a través del tacto. Numerosos dispositivos como el móvil, las tabletas, los puntos de información, kioscos,… tienen ya  la interfaz táctil. Algunos sistemas operativos como Windows 8 o Lion se inspiran en sus sistemas para móvil y iPad, y facilitan los gestos multi-táctiles. También ya algunos diseños web, como el de Gmail, parecen pensarse para facilitar también la interacción táctil, con mucho espacio en blanco, menús y botones grandes y separados, etc.

Estamos viviendo, y vamos a ver en mayor grado, una explosión de pantallas táctiles y tenemos que aprender a  cómo diseñar las interfaces, saber cuáles son las mejores prácticas, conocer las convenciones o estándares de hecho  que están surgiendo, el lenguaje de interacción que está emergiendo, etc. Hablaremos de este cambio, del ratón más cursor al toque y al gesto tomando como referencia las tabletas.